Soporte

Este concepto se aplica cuando se realiza un análisis técnico de La Bolsa. Forma parte de los elementos del estudio gráfico de los activos. El soporte se menciona cuando se produce una tendencia a la baja o bajista.

Este término adquiere protagonismo cuando los precios comienzan a caer o se produce un freno en esta bajada. Este parón llega cuando cambia el comportamiento del mercado y la demanda supera a la oferta. Al haber pocas cantidades de un producto o servicio, se convierten en exclusivos y su valor es mayor.

El soporte representa momentos de inestabilidad. Puede haber rebotes en alza donde los valores suben a corto plazo o movimientos a la baja. Muchos inversores lo utilizan de indicador interpretándolo como una señal de compra a corto plazo.

La inestabilidad del mercado financiero provoca que el soporte también indique un cambio a la subida de valores, siempre que haya habido un ascenso de precios que se prolongue en el tiempo. Pero esta indicación solo se produce a largo plazo cuando se ha realizado un análisis más profundo de los precios y valores del mercado.

Los teóricos del mercado financiero indican que cuando un precio entra en zona de soporte, el inversor debe adquirir ese producto. También existen inversores que esperan a que se rompan los soportes a la baja para invertir, aunque esta posición suele ser más arriesgada. La inversión en el mercado financiero se produce en base a la estrategia que utilice cada inversor.