Nube de Ichimoku

¿Qué es la Nube de Ichimoku?

La Nube de Ichimoku es un indicador que muestra cuáles son los niveles de apoyo y de resistencia de una tendencia. Se emplea en el análisis técnico y aporta señales de trading o indica el momentum del mercado, que es el nivel de aceleración que presenta el volumen de un activo.

Este indicador es de origen japonés y también se le llama “gráfico de equilibrio de un vistazo”. Un apodo que se le ha asignado porque tiene la capacidad de proporcionar a los inversores toda la información que necesitan con aplicar un solo golpe de vista. La popularidad de la nube de Ichimoku ha ido en aumento desde su creación en 1969 porque se recurre a ella para identificar la dirección que toman las tendencias.

¿Cómo se crea la Nube de Ichimoku?

Este indicador aparece en los gráficos de trading y aparece representado por cinco líneas. Las primeras son las líneas de conversión que son una media móvil establecida sobre 9 jornadas. Seguidamente aparece la línea base que se corresponde a otra media móvil, pero que en este caso es trazada sobre 26 periodos. En tercer lugar se encuentra la Leading Span A que se traza también sobre 26 periodos y que se halla obteniendo la media de las dos anteriores.

Las dos últimas líneas son la Leading Span B que es la media móvil correspondiente a 52 periodos que se traza de 26 jornadas en adelante y la Línea de Retraso que indica el precio de cierre de un periodo, pero proyectado desde 26 jornadas hacia atrás. Toda esta composición puede parecer compleja, pero sirve para que la nube de Ichimoku proporcione más información que otros indicadores mostrando también niveles de soporte y resistencia futuros, un aspecto muy interesante para obtener beneficios.

¿Cuáles son las señales de la nube de Ichimoku en los gráficos?

La nube de Ichimoku aporta señales de momentun que se crean basándose en la relación que existe entre el precio de mercado y las líneas de base y de conversión. Las señales de momentun pueden ser alcistas si aparecen reflejadas cuando la línea de conversión o el precio de mercado se sitúan en un punto más alto que las de la línea base. Mientras que las bajistas se dan cuando las líneas de conversión o el precio de mercado aparecen en un punto inferior al de la línea base.

Otras señales que aporta este indicador son las de seguimiento de tendencia que se crean en torno a parámetros como la posición de mercado. Si los precios se sitúan por encima de la nube es probable que el activo que se analiza presente una tendencia alcista, mientras que si se sitúan por debajo serían bajistas y mostrarían un descenso del valor del activo. También hay excepciones en las que la tendencia se muestra de forma neutral.

Finalmente se encuentra la Línea de retraso que estudia la fuerza de la acción del precio y confirma una tendencia alcista si se sitúa encima de los precios de mercado y bajista si se localiza en una posición inferior. Generalmente, esta línea se estudia de forma conjunta con otros componentes de la propia nube Ichimoku que también se recomienda emplearla con otras herramientas e indicadores del análisis técnico.

Deja una respuesta