Media Móvil

Media móvil

¿Qué es Media móvil?

Una media móvil es un indicador que revela el valor medio que alcanza un activo durante un número concreto de sesiones. La media móvil se utiliza para conocer la trayectoria de los valores de los activos, aparece reflejada como una línea en los gráficos de trading y para trazarla el operador selecciona una serie de jornadas y va uniendo los puntos de subida y de bajada que experimenta el valor del activo.

Esta medida se emplea para reflejar las tendencias que experimenta un activo y obtener más información sobre él. En ocasiones se ha intentado utilizar para anticiparse a los cambios que puede experimentar un valor, pero la media móvil no refleja ese dato, tan solo confirma o desmiente con posterioridad la idea que pueda tener un operador sobre un posible cambio.

¿Cuándo hay que aplicar la media móvil?

Para que la media móvil aporte una información útil hay que seleccionar un periodo de tiempo adecuado, ya que este indicador es muy sensible a los cambios que se producen en el mercado.  Cuando se escoge un periodo de tiempo corto la media capta todos los cambios de precio que se puedan producir, y aunque esta información es interesante, la línea cambia de dirección constantemente y esto puede generar señales que no sean del todo correctas.

Generalmente se recomienda encontrar un ciclo de mercado y establecer la media móvil durante la mitad de su duración. El ejemplo más claro es el de la selección de un ciclo de un mes que sería de 30 días y establecer esta media durante los primeros 15 días. La información que aporte la media sobre este primer periodo servirá para tratar de anticiparte a los cambios que se produzcan en el segundo.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es el tamaño del periodo de tiempo escogido, cuanto más largo sea, más larga será la línea. Este sistema es el que emplean los inversores que operan a largo plazo que llegan a establecer medias que superan los 100 días. Aunque generalmente los traders emplean medias móviles para medir periodos situados entre las 10 y 20 jornadas. Si se aplica para medir 8 sesiones incluso menos, la media móvil puede perder su eficiencia.

Tipos de media móvil

Existen diferentes modalidades de medias móviles. La más utilizada por los operadores es la media móvil simple, esta medida ofrece información clara y se calcula de una forma muy sencilla, tan solo hay que dividir la suma de los precios de cierre de las sesiones que se han seleccionado entre ese número de series. Es decir, se aplica la misma fórmula que se usa para hallar una media aritmética. Es único inconveniente de la media móvil simple es que puede experimentar grandes cambios cuando se añade o se quita un dato.

Otra modalidad es la media móvil exponencial, este tipo es muy valorada por los operadores porque se centra el analizar los últimos datos que se han añadido. Normalmente los cambios más recientes de valor son los que se tienen más en cuenta a la hora intentar predecir un cambio de tendencia. Además, este tipo de media va eliminando de forma progresiva los datos más antiguos. Es un indicador que se centra en la información más reciente.

El tercer tipo de media móvil es la ponderada. Al igual que la exponencial, esta variedad de media tiene en cuenta los datos más recientes, y siempre da más prioridad a esta información que a la obtenida sobre las jornadas iniciales en las que se comenzó a trazar la línea. La media móvil exponencial y la ponderada se calculan empleando fórmulas mucho más complejas que las de la media simple en la que se introducen factores como medias recientes o agregando multiplicaciones de días.


Francisca Serrano ruiz

Fundadora y CEO de www.tradingybolsaparatorpes.com mantiene la teoría del famoso operador bursátil Dennis y su frase es: "El trader se hace, no nace. Por tanto todos podemos serlo, basta quererlo”.

SUBIR
Abrir chat