Mercado privado de valores

¿Qué es el mercado privado de valores?

El mercado privado de valores es una modalidad de mercado de valores en la que las negociaciones de los recursos financieros se ejecutan directamente entre los compradores y los vendedores. En este caso no interviene la casa de valores que ejerce de mediador, establece normativas y regula las actuaciones de los participantes.

¿Quiénes participan en el mercado privado de valores?

Los movimientos del mercado privado de valores están marcados por la actividad de dos agentes principales. El primero son los emisores que son empresas públicas o privadas que acuden a este espacio para buscar financiación y se encargan de emitir y colocar en este mercado valores como bonos o acciones.

La otra parte son los intervencionistas que se trata de personas físicas y jurídicas que compran los valores emitidos con el objetivo de obtener una rentabilidad. Siempre que acuden este mercado asumen un riesgo de pérdida.

¿Qué aporta este mercado?

En el mercado privado de valores participan empresas y operadores que negocian diferentes activos sin el nivel de regulación que tiene el mercado de valores público. La actividad económica que se produce en este espacio ayuda a que el sistema monetario se mantenga estable. Además, son espacios abiertos a la participación de cualquier persona o compañía que quiera comprar o vender.

La ley de la oferta y la demanda influye directamente en el precio de los activos que se negocian en el mercado privado de valores. Este mercado también aporta rentabilidad a sus participantes que llega por el reparto de dividendos que realizan las empresas o vendiendo por un precio más alto que el de compra. Además, es un mercado con mucha liquidez que aparece reflejada en el elevado número de operaciones de compraventa que se producen.