Bonos

Bonos

¿Qué son los Bonos?

Los bonos son títulos con los que se pueden hacer operaciones de compra y venta en los mercados oficiales. Estos títulos son instrumentos de deudas emitidos por la administración pública o por empresas privadas con el objetivo de obtener financiación. Cuando se opera con bonos el emisor adquiere el compromiso de devolver el dinero al comprador con sus intereses correspondientes.

Cada bono corresponde a una porción de una deuda. Cuando una entidad emisora lanza este producto divide el total de su deuda en fracciones que son los bonos, el objetivo es que un gran número de personas físicas puedan acceder a ellos porque la cantidad total es tan grande que un solo prestador no puede hacerse cargo de ella. En líneas generales esta división se basa en crear pequeños contratos que corresponden a una misma deuda. Los prestamistas de los bonos reciben el nombre de “tenedores”.

Operar con Bonos

El procedimiento para operar con bonos se basa en la entrega de dinero por parte del comprador a la empresa que lo emite. Seguidamente se pacta una fecha de vencimiento que indica el momento en el que la entidad tiene que devolver el dinero acompañado de los intereses que se han pactado.

Esta forma de operar hace que el bono sea un producto de renta fija ya que el prestamista sabe la cantidad que recibirá una vez que se extinga el contrato. Aunque también es un producto que esconde ciertos riesgos como el crediticio que contempla la posibilidad de que el emisor no pueda hacerse cargo de la devolución del dinero en el momento pactado, o el de mercado que tiene en cuenta la disminución del precio del producto debido a las variaciones que se puedan producir.

Tipos de Bonos

Los bonos también son clasificados por las agencias de calidad crediticia que los separan en bonos con grado de inversión, es decir, aquellos que presentan una calidad crediticia alta y por tanto el riesgo de impago es bajo. También hay bonos de alto rendimiento que cuentan con una calidad baja y como consecuencia el riesgo de impago es mayor.

Además de estas modalidades los bonos se pueden clasificar de diferentes formas. Existen los bonos sin opciones, que son los más comunes y los que tienen opciones que le dan al emisor el derecho a comprar nuevamente el título emitido. Estos reciben el nombre de “callables”. Igualmente existen los bonos que dan la alternativa al comprador de venderlos en otros mercados y que se denominan “putables”.

También existe el bono convertible que permite a su propietario canjearlo por acciones cuando se emitan nuevos títulos a un precio fijo. El bono canjeable que se puede cambiar por acciones que ya existen. Y por último los bonos de deuda perpetua que pagan intereses de por vida. La tipología de bonos es muy amplia y los prestamistas pueden encontrar todavía más variedades.


Francisca Serrano

Fundadora y CEO de www.tradingybolsaparatorpes.com mantiene la teoría del famoso operador bursátil Dennis y su frase es: "El trader se hace, no nace. Por tanto todos podemos serlo, basta quererlo”.

SUBIR
Abrir chat