Backtesting

Backtesting

¿Qué es Backtesting?

El backtesting es una evaluación que sirve para determinar si los resultados de una estrategia destinada a operar en los mercados financieros son los correctos o si hay que plantear un cambio de modelo. Para ponerlo en práctica se necesita comparar el sistema actual con los anteriores y es esencial para crear un plan que lleve a la rentabilidad.

¿Cómo se hace backtesting?

La forma de hacer backtesting no es complicada. Se puede llevar a cabo de un modo manual, comparando gráficos actuales con los de los meses o años anteriores. A continuación hay que anotar las pequeñas variaciones de precio que experimentaron los activos con los que se quiere operar y analizar por qué se produjeron resultados favorables o desfavorables en las estrategias empleadas.

El método manual tiene la ventaja de que el inversor va interiorizando una estrategia efectiva, pero su realización es muy lenta y mientras se elabora se pueden perder oportunidades de operar en el mercado. Además, es más difícil de optimizar.

Otra opción es hacer backtesting de una forma automática. Para ello hay que guardar una estrategia en el ordenador y después compararla con otras similares que se pusieron en marcha en el pasado o hacer un análisis comparativo del producto y del estado del mercado en otros momentos.

Para que este tipo de backtesting sea totalmente efectivo hay que contar con un ordenador potente que haga el análisis en poco tiempo y muestre las variaciones que se pueden dar. El inconveniente del estudio automático es que además de conocimientos financieros, es necesario contar con nociones avanzadas de programación o contar con un experto en este tipo de análisis.

SUBIR
Abrir chat