Roll-over

¿Qué es el Roll Over?

La Bolsa tiene su propio horario y una vez que finaliza las operaciones se paran hasta que vuelve a abrir al día siguiente, pero existe la posibilidad de dejar posiciones abiertas durante la noche. Esto se consigue gracias al Roll-over que es una comisión que se paga por operar después de la hora de cierre.

Este concepto también recibe el nombre de Swap.  Procede del inglés y significa traspaso de posiciones de un contrato que va a finalizar a otro que al que todavía le queda tiempo para terminar. El Roll-over solo tiene sentido si se utiliza en mercados de futuros y con inversiones a largo plazo.

¿Cuándo se utiliza Roll Over?

Esta táctica la ponen en marcha los brokers cerrando una operación cuando finaliza el horario de un mercado y abriéndola cuando comienza la jornada de otro, de esta forma está siempre activa. El Roll-over se puede ejecutar porque las bolsas tienen horarios distintos debido a su ubicación geográfica. El ejemplo más claro es el de las Bolsas de Madrid y Nueva York que mientras una abre la otra acaba de cerrar.

El Roll-over se puede poner en marcha un número ilimitado de veces, pero esta operación tiene sus riesgos ya que se paga una comisión por empezarla y si no da los resultados esperados genera un coste extra que hay que asumir. Es conveniente que esta técnica forme parte de una estrategia.

El análisis técnico o los gráficos intradiarios son herramientas muy útiles para obtener beneficios a través del Roll-over. El motivo es que aportan información que ayuda a anticiparse a los movimientos del mercado, un factor fundamental para obtener beneficios cuando se opera en mercados como La Bolsa.

SUBIR
Abrir chat