Posición Corta

Posición corta

¿Qué es posición corta?

La posición corta es una forma de operar en bolsa que se realiza cuando se prevé una bajada de precios. Consiste en vender un activo, teniendo en cuenta que su precio va a bajar, y comprarlo posteriormente cuando su valor sea más pequeño. De esta forma se obtiene un beneficio en la venta y el activo no se pierde porque se vuelve a adquirir. El riesgo de esta estrategia es que si los precios suben se generan pérdidas.

La posición corta la puede poner en marcha un operador en la plataforma de inversión que proporciona su bróker o bien dándole la orden al intermediario. También es necesario crear una cuenta de inversión, que recibe el nombre de cuenta de efectivo. En este depósito hay que tener saldo suficiente para abonar las garantías que se exigen sobre ese activo.

La venta de futuros es una de las actividades financieras en las que se puede aplicar la posición corta. En este tipo de producto se acuerda la compra o la venta en una fecha futura. Esta situación también se da en los contratos por diferencia, en los que dos partes se intercambian la cifra que se obtiene de la diferencia de la compraventa de un producto financiero.

Esta forma de operar dio lugar a la aparición del inversor corto, que es un operador que vende un activo que todavía no tiene en su poder, para luego comprarlo por cifras más bajas. Estas actuaciones provocan que el mercado sea más especulativo, de hecho en algunos países europeos se prohíbe la intervención de los inversores cortos.

SUBIR
Abrir chat