Lock Up

¿Qué es Lock Up?

Lock Up es el nombre que recibe una fase del mercado en la que no se puede realizar ningún tipo de operación sobre un producto. Este concepto que se traduce como encerrar, también se emplea cuando se opera con fondos de inversión para indicar que no pueden entrar nuevos operadores ni se pueden realizar más inversiones de las que ya se han ejecutado.

¿Por qué se recurre al Lock Up?

Estas fases temporales en las que las operaciones se mantienen cerradas se producen con determinados productos financieros. Además, en muchos casos son los propios inversores los que firman un compromiso de Lock Up con el que quedan obligados a no realizar ninguna otra operación mientras dura ese periodo de tiempo.

Con el Lock Up se busca que las operaciones que se realizan sobre determinados productos financieros queden abiertas a un público más amplio. Además, ese parón en las inversiones provoca que los precios sean más estables y que otros operadores vean a esas inversiones como una operación segura. Se busca reducir la sensación de incertidumbre.

Cuando se opera con fondos de inversión es el gestor del fondo quien toma la decisión de establecer estos periodos de cierre. En algunos casos el periodo de Lock Up viene anunciados en el propio folleto del fondo para que los nuevos inversores sean conscientes de que existe esa medida.

En los fondos se suele recurrir al Lock Up cuando ya han alcanzado un volumen suficiente como para ser gestionado con todas las garantías. Cuando esto ocurre el gestor puede entender que es conveniente parar las inversiones porque un aumento de volumen podría generar dudas en algunos inversores que ya no lo verían como un producto tan rentable.