Contrato de futuro

Contrato de futuro

¿Qué es un contrato de futuro?

Para saber qué es un contrato de futuro es necesario tener una mentalidad a medio o largo plazo. Se trata de un acuerdo de compraventa que se ejecutará en una fecha futura. Las condiciones de este pacto quedan reflejadas en este documento y se mantienen en el momento de realizar la operación.

El elemento sobre el que se establecen las condiciones y que aparece en este contrato se denomina activo subyacente. Puede ser un bien físico o inmobiliario, un producto financiero o una materia prima.

Ventajas y desventajas del contrato de futuro

Este acuerdo tiene una ventaja para el vendedor, que sabe con seguridad que recibirá una cantidad concreta aunque cambien las condiciones del mercado y se produzca una devaluación. El inconveniente es que, si se revaloriza, pierde la oportunidad de ganar más dinero.

Por su parte, el comprador es quien asume mayores riesgos ya que, no sabe cómo será su situación económica en el plazo del contrato y si la inversión es fuerte, puede tener dificultades. Además, no puede beneficiarse de una bajada de precios.

Estructura de los contratos de futuro

En todos los contratos de futuro tienen que aparecer tres elementos. Uno es la fecha de vencimiento, otro el precio del activo subyacente y por último, también deben constar las cantidades que va a adquirir el comprador. Ambas partes están obligadas a cumplir todos los puntos del pacto. A no ser que creen un documento en el que decidan anular la operación de mutuo acuerdo.

Los contratos de futuro son muy valorados por los productores de materias primas. Con este documento se aseguran su ganancia y evitan la volatilidad del mercado. Este tipo de acuerdo también sale al mercado. Algunos compradores lo adquieren con la intención de obtener un beneficio a largo plazo.

SUBIR
Abrir chat
Powered by