ADR (American Depositary Receipt)

¿Qué es el ADR (American Depositary Receipt)?

ADR son las siglas correspondientes a American Depositary Receipt que significa Recibo de depósito estadounidense y hace referencia a los títulos físicos de acciones que respaldan los bancos de Estados Unidos. Estas acciones pertenecen a compañías que se ubican fuera de este país y a través del ADR logran que se tasen de la misma forma y con los mismos criterios con los que se tasan las acciones de las compañías estadounidenses.

¿Para qué sirve el ADR?

Con el American Depositary Receipt las empresas extranjeras tienen la capacidad de emitir acciones en la bolsa de Estados Unidos de forma directa y evitando todo tipo de trámites. Estas acciones que se emiten empleando el ADR también se designan con las siglas ADS que corresponden a la expresión American Depositary Share que significa Acción depositaria estadounidense.

El ADR es importante porque contribuye a aumentar el mercado de acciones de la entidad, mejora el concepto que tienen los inversores estadounidenses de los productos financieros de esa empresa y el propio mercado de Estados Unidos se beneficia al recibir nuevos títulos financieros por un coste muy bajo.

¿Cómo se activa un ADR?

Cuando una empresa no tiene su origen en Estados Unidos y quiere colocar sus acciones en el mercado de este país debe contactar con un agente colocador y suscribir un contrato. Con este documento logra que esa introducción de sus acciones en el mercado estadounidense se produzca con todas las garantías. Posteriormente un banco emite los ADR que son adquiridos por los inversores que a su vez aportan beneficios económicos a la empresa.

Un aspecto importante es que el banco que emite los ADR es el titular o la entidad que custodia esos títulos mientras se mantengan en su posesión. El inversor es el que acude a ese banco, pero puede negociar la compra de estos títulos en mercados como la bolsa de Estados Unidos, aunque también puede negociarlos en el mercado bursátil del país de procedencia de la empresa. Este movimiento recibe el nombre de flowback.

¿Cuándo se creó el ADR?

El ADR surgió a finales de los llamados felices años 20 en los que se produjeron dos hechos significativos. El primero de ellos es que hubo un gran interés de los operadores de Estados Unidos en participar en bolsas de otros países mientras que las empresas extranjeras también buscaban cotizar en el mercado de Estados Unidos. A pesar de que el ADR se utiliza desde 1929, fue en 1980 cincuenta años después, cuando se detectó un incremento considerable en el uso de este mecanismo.