Trader: ¿cuál es tu estilo?

Cada trader con un cierto recorrido acaba por plasmar en sus operaciones un estilo definido que lo hace reconocible. Se trata de unas pautas de inversión relativamente homogéneas y que suelen ir en consonancia con su personalidad.

Nada impide, por otro lado, que estas pautas puedan ser modificadas en función de los cambios de circunstancias que afecten a cada inversor. Lo importante es que estas modificaciones no se realicen con brusquedad y nervios, sino de manera razonada.

En los cambios de estilo, por ejemplo, aparte de la mentalidad del inversor, tienen que ver su disponibilidad de tiempo o formación en estrategias. A continuación, repasamos contigo los principales estilos que se ponen en práctica en el trading. Sigue leyendo.

Nuestros cursos de bolsa te informarán sobre estos estilos

Los cursos de bolsa que te ofrecemos te proporcionarán información acerca de las distintas alternativas para hacer trading. ¿Cuál crees que es la que más te va a favorecer? Presta atención.

Scalping

Se trata de una clase trading intradía basada en abrir y cerrar las posiciones a lo largo de plazos cortos de tiempo. Nos referimos a plazos que pueden durar segundos o minutos. Los scalpers operan con volúmenes significativos y suelen hacer gala de un alto apalancamiento. La rentabilidad que se logra mediante estas operaciones es relativamente pequeña.

El scalping se usa básicamente en Forex, que es un mercado caracterizado por su volatilidad y liquidez. De hecho, como las órdenes de aperturas y cierres se ejecutan con bastante rapidez, se llegan a utilizar robots Forex. Los scalpers necesitan dedicar tiempo y atención a sus operaciones, lo que les produce un alto estrés. A cambio, pueden conseguir muchas veces al día pequeñas cantidades de pips.

Day trading

Se caracteriza por el hecho de elegir una posición cuando empieza el día que cerrarán, haya beneficios o pérdidas, al final de esta jornada. En comparación con los scalpers llevan a cabo pocas operaciones a lo largo del día.

Swing trading

El swing trading, por su parte, es un estilo que destaca por la necesidad de una mayor reflexión. Las posiciones van a ser mantenidas durante plazos de tiempo más largos que en el scalping, lo que implica que no hace falta estar tan al tanto de las oscilaciones del mercado. Como también se trata de un estilo que se plasma en el corto plazo, no requiere, en comparación con el scalping, apalancamientos elevados. Por otro lado, sobresale por las oportunidades de entrada que ofrece.

Una de sus desventajas es la relativa al dinero que hay que abonar al bróker para que mantenga la apertura de una posición cuando el mercado se encuentre cerrado. Por eso, quienes manejan este estilo de trading suelen operar en Forex. Ten en cuenta que este mercado abre, de lunes a viernes, todas las horas del día. A sabiendas de la volatilidad y liquidez de activos como las divisas, la clave consiste en la detección de tendencias que permitan el aprovechamiento de las oscilaciones del mercado que conlleven modificaciones de precio más significativas que en una transacción diaria. Estas operaciones pueden durar alrededor de una semana.

Position trading

Por último, los position traders tienen un estilo que llama la atención por el mantenimiento de sus posiciones durante un espacio de tiempo que puede alargarse durante semanas, meses y hasta años. El análisis fundamental es la principal herramienta a la que recurren estos traders a la hora de decantarse por unas u otras operaciones.

En definitiva, tu estilo de trader ha de ir con tu personalidad y el contexto en el que desarrollas esta actividad. Si quieres saber más al respecto, ¡no tardes en suscribirte al Club BPT!

Índice de contenidos
¿Quieres acceder a nuestro contenido y cursos gratuitos?
Categorías de nuestro blog
Escucha nuestro podcast

Busqueda de cursos y libros

Club BPT
Obtén ventajas exclusivas

Inscríbete en el club bpt

En el Club BPT vas a formar parte de una comunidad de personas extraordinarias con tus mismos intereses: el trading, las finanzas, la libertad financiera… Y lo mejor de todo: formar parte del Club BPT no cuesta absolutamente nada. Es 100% gratuito.