señales para no operar

Señales que invitan a no tomar ninguna operación

Una de las claves a la hora de tener éxito en el trading y generar beneficios de manera consistente, es la de no sobreoperar. Este es uno de los errores más comunes de los traders menos experimentados, o de aquellos condenados al fracaso.

Causas por las que sobreoperamos

La sobreoperativa suele venir motivada por dos razones diametralmente opuestas: bien la falta de seguridad, lo que nos hace caer en las dudas (debido seguramente a una mala racha de la que nos queremos reponer cuanto antes), bien por el exceso de confianza, que nos lleva a pensar que somos infalibles y que vamos a cerrar con éxito todas nuestras operaciones (tras una buena racha).

En cualquiera de los dos casos, la emocionalidad suele trascender al rigor, y los traders se alejan de su plan de trading (que debe estar debidamente contrastado) para forzar su operativa.

Pese a ser esa la causa genérica, podríamos hablar de algunos contextos o escenarios concretos en los que existirían más posibilidades de cometer el error de sobreoperar. De esta forma, podemos hablar de algunas señales a considerar que nos deberían disuadir de tomar posiciones.

Señales para no operar en el mercado: la volatilidad

Una de estas señales claras es cuando los mercados reflejan una volatilidad enorme, causada normalmente por una fase de pánico. Todo trader debe medir la volatilidad del mercado en el que opera, independientemente de que lo haga como una mera “toma de temperatura”, o que utilice un indicador concreto de volatilidad en su operativa.

Cuando la volatilidad reviste niveles muy altos, puede ser mejor alternativa el abstenerse de operar.

Otro caso típico de incremento fuerte de la volatilidad es en las inmediaciones o justo tras la publicación de datos macroeconómicos importantes.

O también, cuando un activo ha desarrollado un movimiento muy fuerte en muy poco tiempo en una dirección, y pensamos que puede merecer la pena buscar un impulso rápido en dirección contraria.

Del mismo modo pero en sentido contrario, también debemos desconfiar de mercados demasiado pesados, estáticos y que ofrecen rangos muy estrechos. Por supuesto que cada trader se ajusta a una volatilidad en la que suele tener más éxito, pero los niveles extremos de exceso o defecto nos deberían llevar, como norma general, a detenernos.

Racha de pérdidas o ganancias

Otra señal que debemos considerar muy seriamente es la racha de beneficios o pérdidas diaria, semanal o mensual. En nuestro plan de trading se debe incluir un objetivo diario, semanal y mensual de puntos ganados y perdidos al mercado, y cuando se alcance uno u otro, debemos detener nuestra operativa. Perseguir más beneficios (o intentar remontar las pérdidas), en un contexto de sobreoperativa, es una mala idea.

También debemos evitar a toda costa la tentación de operar en horarios o en mercados que no estén incluidos en nuestro plan de trading. Para la mayoría de traders, la operativa se debe centrar en unos pocos mercados y en unas horas muy concretas: de lo contrario caeremos en la sobreoperativa.

Otro elemento recurrente que debemos evitar es el de dejarnos influir por otros traders, tratando de añadir sus sistemas y metodologías a los nuestros, y tomar posiciones que esperamos que tomarían ellos. Nuestro plan de trading debe ser “nuestro”, y estar acreditado por nosotros mismos.

¡APÚNTATE GRATIS AL CLUB BPT!

Índice de contenidos
¿Quieres acceder a nuestro contenido y cursos gratuitos?
Categorías de nuestro blog
Escucha nuestro podcast

Busqueda de cursos y libros

Club BPT
Obtén ventajas exclusivas

Inscríbete en el
club bpt

En el Club BPT vas a formar parte de una comunidad de personas extraordinarias con tus mismos intereses: el trading, las finanzas, la libertad financiera… Y lo mejor de todo: formar parte del Club BPT no cuesta absolutamente nada. Es 100% gratuito.