diferencias trading y bolsa

Las diferencias que nadie te explica entre trading y bolsa

¿Qué es exactamente lo que se conoce popularmente como ‘jugar en bolsa’ y en qué se diferencia con hacer trading?

El de la inversión en los mercados financieros es un mundo repleto de términos poliédricos, a veces desdibujados y relativos, que se prestan a cierta confusión.

Empezando por el más amplio de todos: la Bolsa.

Siendo rigurosos, el término Bolsa debería circunscribirse al conjunto de compañías que cotizan de forma organizada en un mercado de valores, normalmente de ámbito nacional.

A su vez, dichas compañías se agrupan en índices, que son selecciones de compañías que se estratifican por algún criterio concreto. El más famoso en nuestro país es el Ibex 35, que agrupa (con ciertos matices), las 35 empresas más líquidas de la Bolsa española.

De lo citado anteriormente se derivan otros conceptos más técnicos, como plataforma bursátil (BME), sistema de interconexión (Iberclear), brokers (las entidades que intermedian entre los inversores), o los parques locales (Bolsa de Madrid o de Barcelona).

Más datos

A la Bolsa también se le suele llamar “mercado de renta variable”, al estar formado por empresas cuyos precios van variando de forma indefinida. Precisamente, a una empresa que quiere salir a cotizar a un mercado bursátil, le conduce la idea de que vendiendo una parte de la misma a una multitud de inversores anónimos (accionistas), además de conseguir financiación (por la parte colocada en la salida a Bolsa, que es un porcentaje indeterminado), verá como el precio de las acciones subirá en el largo plazo, haciendo que el total de su compañía valga más.

Sin embargo, el término Bolsa se aplica en muchas ocasiones de una forma más genérica, abarcando la idea de “mercados de capitales o financieros”. Este segundo concepto, más abstracto y global, incluye a otros muchos mercados que no están únicamente formados por el conjunto de las compañías que cotizan en un país o área geográfica: renta variable, renta fija, futuros, opciones o divisas.

Curso de bolsa gratuito

Hecha esta introducción, vamos a diferenciar otros dos conceptos clave: la inversión y la especulación.

El segundo de estos términos, bastante mal estereotipado tras la crisis financiera que hemos padecido, tiene sinónimos, como “el trading” o “el juego en Bolsa”.

A diferencia fundamental entre ambos conceptos, tiene que ver con horizonte temporal en el que se desea permanecer en los mercados. A su vez, dicho plazo tendrá mucho que ver con la intención, motivación o análisis que ha realizado el participante en los mercados.

Así…

Un inversor podría ser aquel que toma posiciones en los mercados de capitales pensando en una jubilación, por ejemplo. Es decir: a largo plazo, sin un objetivo de beneficios concreto, sin preocuparse demasiado por el precio concreto al que se van a comprar los títulos, ni el escenario que rodea a la inversión. Además, este perfil de participante en los mercados probablemente se decante por el adquirir acciones, fondos, ETFs, o planes de pensiones, que son vehículos de inversión más conservadores.

En el otro extremo, hablaríamos de un especulador o trader, en el caso de que el partícipe tenga una visión del mercado mucho más cortoplacista: tal vez días, horas o incluso, segundos. Los especuladores ponen mucha atención en el precio concreto al que van a comprar (o vender), al objetivo de beneficios que buscan, y al escenario en el que van a tomar su posición. Es decir: al análisis técnico.

También debes saber que…

Los especuladores o traders utilizarán gráficos más o menos complejos, a los que en muchas ocasiones, aplicarán fórmulas matemáticas calculadas con los datos de los precios anteriores (indicadores), o harán un análisis del aspecto de la secuencia gráfica anterior, o del volumen de compras y ventas que acompaña a los precios anteriores.

Los especuladores o traders se caracterizan normalmente por utilizar vehículos de inversión con apalancamiento financiero, como los futuros, las opciones o los CFDs. Es decir: a través de un bróker, los especuladores o traders toman posiciones en el mercado por un importe mayor al capital con el que cuentan (de forma similar a cuando se solicita una hipoteca).

Entre estos dos perfiles extremos de participantes en los mercados de capitales, se sitúan muchos otros perfiles mixtos. Aunque una vieja coletilla bursátil dice que, en esencia, un inversor suele ser un especulador que se equivocó en la lectura del mercado.

Finalmente, el ‘jugador de Bolsa’, estaría más cerca de un especulador que de un inversor. Sin embargo, no tendría la disciplina, el rigor o la minuciosidad de los traders, que analizan profundamente todos los parámetros de sus posiciones. El jugador se basaría más bien en su intuición, careciendo de un plan concreto de actuación, y obteniendo normalmente, y en el medio plazo, pobres resultados.

¡APÚNTATE GRATIS AL CLUB BPT!

Índice de contenidos
¿Quieres acceder a nuestro contenido y cursos gratuitos?
Categorías de nuestro blog
Escucha nuestro podcast

Busqueda de cursos y libros