Estrategias de trading intradía

El trading intradía es una modalidad de este mercado inversor que se basa en la apertura de posiciones y su cierre durante un mismo día. Lo que en un primer momento puede parecer fácil no lo es tanto si no contamos con la formación suficiente. En este artículo queremos hablarte de posibles estrategias de trading intradía y de algunos desafíos que debes tener en cuenta.

Como indicábamos al principio, el day trading o trading intradía se centra en operaciones que comienzan y terminan en el mismo día. Por consiguiente, esta manera de operar implica un desinterés en las evoluciones de los valores a medio y largo plazo. Quienes se dedican al trading a tiempo parcial no suelen gustar de esta clase de modalidad, puesto que implica estar muy pendiente de las operaciones que están en marcha.

A modo de resumen, te recordamos los 3 tipos de traders existentes, cuya diferencia viene marcada por el horizonte temporal en el que operan: a largo plazo que serían los position traders, a corto plazo o también conocidos como swing traders y los que operan en el ultracorto plazo, los intraday traders. En estos últimos nos centraremos hoy.

Cuando hablamos de day trading o trading intradía, hay que tener en cuenta que en ocasiones se tienen que abrir y cerrar posiciones en cuestión de minutos e incluso segundos. Por lo tanto, esta forma de operar somete a un gran estrés a quienes la han elegido, por lo que una correcta gestión de las emociones, como veremos más adelante, es imprescindible.

Por otra parte, abrir y cerrar las posiciones durante un solo día (como límite, al final de este) evita la variabilidad nocturna que estas pueden experimentar. Asimismo, suponen un ahorro respecto a las comisiones que cobran los brokers por mantener abiertas las posiciones durante la noche.

A grandes rasgos, quienes han optado por este trading en el mismo día cuentan, en lugar de con ganar dinero a largo plazo, lograr numerosas pequeñas ganancias al día que incluso puedan llegar a superar a las del trading con posiciones largas.

Sacar provecho a esta clase de trading pasará por tener claras ciertas maneras de interpretar las posiciones. Toma nota de ellas y recuerda que es una de las enseñanzas que impartimos en nuestro curso de trading.

Descubre los desafíos del trading intradía

Lo hemos hablado muchas veces, pero insistimos. En el trading, conocer la técnica es importante, aunque la clave está en el control de las emociones. En concreto, esa gestión interna supone todo un reto, sobre todo en las estrategias del trading intradía. Los desafíos te los contamos a continuación.

Formación y aprendizaje

Es el primer paso para adentrarte en el apasionante mundo del trading. El mercado es volátil y es incierto. Tienes que arriesgar, eso está claro, pero no puedes ser temerario. Si te interesa el day trading, es indispensable que te formes para operar en el entorno intradía. La formación te permitirá conocer y optimizar los indicadores y las herramientas para disponer de gráficos precisos que te ayuden a afinar tu posición, tus entradas y tus salidas.

Normalmente, en este modelo es común realizar varias operaciones en un solo día y muchas de ellas serán solo de unos minutos, incluso segundos. Tener tiempo en esta especialidad, el trader no solo debe prepararse bien los gráficos y la información para aprovechar las oportunidades que le brinde el mercado, sino que necesita estar pendiente de los movimientos. Los profesionales del day trading operar de hora a hora y media todos los días. Más tampoco es aconsejable

Gestión emocional, control mental y disciplina

Es la regla básica de cualquier trader. En el trading es imperativo que sepas gestionar tus emociones y controlarlas. Debes ser lo más racional posible para no dejarte arrastrar por la montaña rusa emocional que puedes llegar a experimentar y, por supuesto, debes ser disciplinado. Los buenos traders son aquellos que nunca se confían y nunca se saltan las normas.

Al mercado debes dirigirte con total y absoluta humildad. Cuando cumples las normas, aprendes a no perder. Cuando lo consigues, empiezas a ganar. Y puedes ganar mucho dinero, aunque ese no debe ser tu principal objetivo.

Lo primero es aprender la técnica, trazar las estrategias, realizar una buena gestión emocional, tener mucha paciencia, ser constante y disciplinado, y cuando hayas conseguido todo eso, cuando ya sepas enfrentarte al mercado, entonces estarás preparado para ganar dinero. De hecho, la rentabilidad de las operaciones intradía puede llegar a ser muy elevada, en algunos casos hasta del 60 o 70 % del capital arriesgado. En nuestro post sobre “Los buenos hábitos del trader” encontrarás más información para rendir al máximo.

Escoger el mercado más adecuado

Ya sabes que puedes especular en muchos mercados. Ahora bien, según el horizonte temporal en el que te muevas, tu tiempo y tus expectativas, te interesará más invertir en u otro. Por ejemplo, si para el swing trading las acciones son un buen mercado, probablemente para el day trading es más interesante que optes por el de futuros financieros. Ten en cuenta que necesitas cazar varias oportunidades todos los días, con lo que es mejor optar por mercados que sean bastante volátiles.

Claves para escoger en el trading intradía: ¿scalping o swing?

Lo primero que tienes que saber es que ambos sistemas son buenos y pueden aportarte beneficios. La elección dependerá del tipo de análisis técnico que realices, las herramientas que utilices para tus entradas y tus salidas, el marco temporal y la duración de las operaciones. La principal diferencia entre ambas técnicas es que si bien una operativa con swing puede permanecer horas abiertas, la que hagas con scalping durará unos segundos, o como mucho, unos minutos.

Tu principal objetivo cuando practiques scalping será buscar pequeños movimientos de los precios para cazar el beneficio en pocos segundos. Para ello, necesitas gráficos de 1 o 2 minutos, los conocidos como de ticks, que te ayuden a visualizar las oportunidades para atraparlas. Evidentemente, es necesario que te nutras de la información que te ofrezcan los osciladores, los indicadores y diferentes herramientas gráficas en las que te apoyas. Tienes que ser rápido en tus decisiones. Entrarás en el mercado cuando veas la oportunidad y saldrás cuando hayas conseguido tu objetivo de beneficios o de pérdidas, o bien si pasa el tiempo y no consigues ni lo uno ni lo otro.

En cambio, el swing trading es una técnica más pausada. En este caso lo que queremos no es conseguir unos puntos de manera rápida y cerrar la posición, sino que buscamos subirnos a la ola de una tendencia y conseguir muchos puntos en un movimiento. Para ello, debes apoyarte en otras herramientas, como son los gráficos de 5 o 120 minutos. Las operaciones son más lentas y dilatadas, el objetivo es aprender a dejar correr los beneficios y estar atento al mercado para minimizar las pérdidas. Tampoco necesitas hacer tantas operaciones al día, puesto que tienen más duración.

Ahora que ya conoces los principales tipos de trading intradía que existen, es el momento que escojas la técnica que más adecuada para ti. Para ello, te damos algunos consejos:

  • Conócete bien a ti mismo: ya sabes que uno de los pilares del trading es la psicología, por tanto si eres una persona que busca un beneficio a corto plazo, tal vez tu opción sea el scalping. En cambio, si eres capaz de retar tu paciencia, tu opción será el swing.
  • Aprende y fórmate a conciencia: el trading no es un juego, de hecho puedes perder mucho dinero y frustrarte con facilidad si no estás bien preparado. Ya te lo explicamos en nuestro post sobre ”Cuándo pasar de Plan B a Plan A en trading“.
  • Escoge el mercado más adecuado para cada técnica: si quieres conseguir beneficios con scalping, necesitas mercados volátiles que se muevan mucho. En cambio, el swing es para aquellos que busquen tendencias más estables.
  • Actualiza y optimiza tus gráficos: sabemos que el mercado es imprevisible, pero podemos adelantarnos a los movimientos con la información gráfica que disponemos. Tómate tu tiempo para preparar cada operación y cazar las mejores oportunidades.
  • Nunca te confíes: La humildad será tu gran aliada en la apasionante aventura del trading. Si eres constante, te formas, aprendes a controlar tu mente y tus emociones ante los desafíos del mercado, entonces conseguirás ser un buen trader.

Ahora que ya conoces los tipos de trading intradía más populares,solo tienes que escoger el tuyo.

5 estrategias de trading imprescindibles para tener éxito en el intradía

En las siguientes líneas te mostramos las estrategias de trading más útiles y usadas  para lograr beneficios en un mismo día, que es el objetivo del day trading.

1. Trading de tendencias

Se basa en los estudios de las tendencias que marcan los precios y, en función de ellas, se venderá o se comprará para obtener los beneficios esperados. Cuando la tendencia cotiza al alza y los precios llegan a sus máximos, habrá que optar por una posición larga y la compra del activo. Por el contrario, cuando se dé una tendencia a la baja, caracterizada por unos precios mínimos, será preciso elegir una posición corta de venta.

2.Swing trading

Aprovecha los patrones de los precios a corto plazo. Esta estrategia parte de la premisa de que los precios no van a seguir siempre, dentro de una tendencia, la misma dirección. Así que la rentabilidad de las posiciones se busca en los movimientos ascendentes y descendentes que se producen en el corto plazo. Los inversores consideran direcciones a largo plazo, pero los swingers intentan la detección anticipada de los retrocesos para que les reporten ganancias
a corto plazo.

3.Scalping (protagonista en nuestro curso de trading)

El scalping resume la filosofía de trading diario, ya que prima la realización de numerosas operaciones rápidas. Estas van a reportar unas tasas de ganancias altas gracias a la suma de numerosos pequeños beneficios.

De hecho, la clave consiste en que estas sumen más que, por ejemplo, las que se consiguen en menos operaciones a largo plazo. La estrategia de salida, en consecuencia, ha de ser muy acertada, dado que los scalpers no pueden arriesgarse a que las pérdidas superen a las ganancias. Tampoco pueden arriesgarse al desgaste nocturno de sus posiciones.

4. Reversión media

Se fundamenta en la consideración de que los beneficios de los precios van a terminar bajando hacia su media histórica. La clave es intentar aprovecharse de una vuelta a la media normal. Se emplearán herramientas de análisis técnico, como las medias móviles.

5. Flujos monetarios

Su indicador principal es averiguar si un activo está sobrecomprado o sobrevendido. Comparar las operaciones del día anterior desvela si el flujo es positivo o negativo. Ten en cuenta que 80 o más implica sobrecompra y 20 o menos conlleva sobreventa. Deberías vender y comprar, respectivamente.

En definitiva, el trading intradía requiere concentración y precisión, además de una buena formación. Te invitamos a nuestros cursos y a suscribirte gratuitamente a nuestro Club BPT, donde compartiremos contigo recursos e información de interés sobre el mundo del trading y las inversiones en bolsa.

Índice de contenidos
¿Quieres acceder a nuestro contenido y cursos gratuitos?
Categorías de nuestro blog
Escucha nuestro podcast

Busqueda de cursos y libros

Club BPT
Obtén ventajas exclusivas

Inscríbete en el
club bpt

En el Club BPT vas a formar parte de una comunidad de personas extraordinarias con tus mismos intereses: el trading, las finanzas, la libertad financiera… Y lo mejor de todo: formar parte del Club BPT no cuesta absolutamente nada. Es 100% gratuito.