EL SEXO DEL TRADING

El sexo del trading

¿Tiene sexo el trading? ¿Hay un género que está más predispuesto que otro a ser ganador en los mercados financieros? ¿No afecta?

Desde hace tiempo intento buscar respuestas a esta pregunta. Cuando inicio un curso presencial y veo las caras expectantes de las personas que por primera vez se acercan a nosotros, me percato que la mayoría de las personas que están en el aula son de género masculino. Con suerte en un curso de 20 personas me encuentro a 3 mujeres. Solo en un curso el número de hombres y mujeres era idéntico… ¡Tuve solo 10 alumnos!

Así que está probado que son los hombres en la mayoría, los que tienen una primera predisposición a realizar este tipo de formación.

¿El trading es cosa de hombres?

Sin embargo no hace mucho tuve una experiencia gratificante, en el supermercado ese de nombre británico que encontramos por todo el territorio nacional, una mujer me detuvo bruscamente.

Me pregunto si era yo, y tras decirle que no se había equivocado, me confesó haber leído por aquel entonces mis 5 libros (hoy ya 6).

La señora era la típica mujer fuerte y robusta de 57/58 años que puede haber vivido en un pueblo andaluz toda su vida. Con manos ásperas y trabajadas seguramente en el campo, y empujando un enorme carro de compra cargado de alimentos, me soltó a la cara que era “trader”.

Tal vez debió ver mi cara de incredulidad porque el perfil no era el tipo de chico joven o de hombre de negocios, pues era el de una ama de casa de la profunda geografía del sur de España.

Siguió contándome que hacía índices y que el preferido en su caso era el Nasdaq y que lo hacía solo en horario americano; por eso en casa toda la familia comía máximo a las 14.00 horas, porque a las 14,45 pm mi oronda recién adquirida admiradora debía absolutamente estar ante las pantallas graficando.

En mitad del corredor del supermercado empezó a contarme sus batallas de trading, mientras mi incredulidad iba en aumento, pues había empezado a operar incluso antes que yo fuese un proyecto.

Le pregunté qué decían en casa su entorno y me contestó que tras años de cabezonería, la batalla la había ganado ella, y su marido claudicó cuando con el trading adquirió un coche. Desde ese momento nadie volvió a reírse de ella.

Le pregunté por sus estudios, pero me confesó haberse quedado en el colegio y no haber estudiado más por falta de recursos, aunque los ordenadores siempre le habían interesado y la informática le llamaba mucho la atención.

Había hecho varios cursos y me comentó que tal vez hiciese el mío tanto por adquirir más conocimiento, ya que estábamos en la misma ciudad; que su sistema funcionaba, pero que estudiar trading era su pasión y por ello deseaba seguir aprendiendo.

Nos despedimos en el pasillo y no me volví a cruzar con ella hasta un curso en la ciudad de Granada. Rolliza y con hoyuelos llegó cargada de un tupper de croquetas para freír, pues en aquel pasillo le comenté que eran mi pasión, y ella las hacía vigilando el gráfico, por eso tenían sabor a bolsa y trading.

Las mujeres y el trading

Son muchas las mujeres que se han formado conmigo, de todas las edades y todas las profesiones, y de infinidad de países.

Este post va para ellas. Si algo puedo decir fruto de mi experiencia de 5 años impartiendo clase es que en términos generales somos buenas traders, e indiscutiblemente en constancia y disciplina, mucho mejor que los hombres, pues no luchamos contra nuestro “macho alfa”.

Somos conscientes que perder entra en la fórmula de ganar y por ello lo aceptamos con humildad. No solemos enfadarnos con el mercado y las derrotas las tomamos como enseñanzas.

Es difícil que una mujer tire la toalla y esto nos hace especiales.

Desde mi punto de vista, y me consta que desde el de mi mentor Brett Steenbarger, las mujeres deberían probar el trading, aunque fuese por sentirse durante un momento de sus vidas capaces de hacer proezas, y como me ocurrió a mí en aquel supermercado, levantar admiración por tener la capacidad de reinventarse y darse la oportunidad de creer en tus capacidades.

Espero y deseo que cada vez más mujeres se planteen tener un Plan B en trading. Nos lo han presentado como un mundo de hombres, pero recuerda que hoy una mujer preside Wall Street, y si ella pudo, tú también puedes lograr tu meta.

Si no sabes si este mundo te interesa, entra en nuestra web y hazte el curso gratis de trading para saber si tal vez tú puedes ser una de las nuestras.

Francisca Serrano.

En este VÍDEO DE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE (te puedes registrar en este link ) seguimos analizando el tema con más profundidad

¡APÚNTATE GRATIS AL CLUB BPT!

Índice de contenidos
¿Quieres acceder a nuestro contenido y cursos gratuitos?
Categorías de nuestro blog
Escucha nuestro podcast

Busqueda de cursos y libros

Club BPT
Obtén ventajas exclusivas

Inscríbete en el club bpt

En el Club BPT vas a formar parte de una comunidad de personas extraordinarias con tus mismos intereses: el trading, las finanzas, la libertad financiera… Y lo mejor de todo: formar parte del Club BPT no cuesta absolutamente nada. Es 100% gratuito.