buenas practicas

Buenas prácticas para operar (o no) las aperturas de mercado

Existe un axioma bursátil que está bastante demostrado por la estadística, y que apunta a que la mayor parte del movimiento de subida o de bajada que acumulan las Bolsas en el largo plazo queda recogido en los gaps de apertura. Un gap es una discontinuidad en los precios, o un salto en las cotizaciones. Son extremadamente comunes. Una acción que cierre a 18,02 € es poco probable que al día siguiente abra justo en ese mismo precio. Esto se debe a la fuerte correlación que existe entre las distintas Bolsas y activos.

Imaginamos que tras el cierre del mercado europeo de acciones a las 17:35, los índices de Wall Street, que tienen una enorme capacidad de influencia sobre las Bolsas europeas, suben y ganan un 0,7% hasta el cierre a las 22:00. Pues bien: es altamente probable que en la apertura del mercado de acciones europeo a las 9 de la mañana del día siguiente se produzca un gap alcista. Si el DAX alemán cerró el día anterior en 12.450 puntos, por ejemplo, es probable que al día siguiente, el selectivo germano abra directamente en 12.500 enteros. Si calculamos a lo largo del año lo que han supuesto dichos gaps de apertura, concluimos que la mayor parte del movimiento anual se concentra en esos huecos.

Momentos de volatilidad operativa

Si nos fijamos en los futuros, ocurre algo parecido. Los horarios de cierre son distintos, y la mayoría de los índices de futuros europeos suelen empezar a cotizar a las 8 de la mañana. Pero los gaps de apertura suelen ser una constante, dada la enorme correlación de unos índices con otros.

Al margen de los gaps o huecos de apertura, existen tres momentos a lo largo del día en el que la volatilidad se suele incrementar, lo que resulta tanto como decir que aumenta la imprevisibilidad del mercado. Estos tres momentos son:

  • Las 8 de la mañana (cuando los futuros europeos se ponen en marcha).
  • Las 9 de la mañana (cuando abren los parqués de acciones).
  • Las 15:30 de la tarde, cuando Wall Street abre sus puertas.

Pese a que las pistas de la dirección y la fortaleza del mercado son constantes y contundentes, los movimientos en esos tres momentos pueden dar sorpresas. Bien porque se acelera significativamente la tendencia previa que apuntaba el mercado, bien porque ésta se invierte.

¿Se deberían operar las aperturas?

Así que, de forma genérica, se puede recomendar evitar esos momentos para operar, del mismo modo que conviene evitar la operativa en la publicación de datos macroeconómicos de gran relevancia. O por lo menos, debe evitarse este tipo de operativa en momentos de máxima volatilidad si no tenemos unos conocimientos avanzados.

Así que lo más prudente sería no operar en el primer precio disponible del mercado a las 8 de la mañana (tal vez convendría esperar hasta la 8:10). Tampoco resulta recomendable abrir una posición justo a las 9, ni tampoco a las 15:30. Evitar esos momentos y entrar minutos después, cuando se disipe la volatilidad provocada por el alto volumen del cruce de órdenes, es algo que se debe valorar.

¡APÚNTATE GRATIS AL CLUB BPT!

Índice de contenidos
¿Quieres acceder a nuestro contenido y cursos gratuitos?
Categorías de nuestro blog
Escucha nuestro podcast
¿Nos compartes?
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Print

Otros artículos que pueden interesarte

Busqueda de cursos y libros

Club BPT
Obtén ventajas exclusivas

Inscríbete en el
club bpt

En el Club BPT vas a formar parte de una comunidad de personas extraordinarias con tus mismos intereses: el trading, las finanzas, la libertad financiera… Y lo mejor de todo: formar parte del Club BPT no cuesta absolutamente nada. Es 100% gratuito.