recesion-economica

Recesión económica: qué es y qué consecuencias tiene

En este artículo expondremos de forma clara qué es una recesión económica y cómo podemos detectarla. Además, también descubriremos sus consecuencias y cómo prepararte para ella.

Una recesión económica no es un fenómeno extraño. La economía se mueve por ciclos; y un ciclo completo comprende 4 fases: crecimiento, estancamiento, recesión y recuperación. De esta forma, recuerda que después de una recesión sigue un período de recuperación en el que puedes encontrar oportunidades en los mercados financieros. 

¿Qué es una recesión económica?

Se denomina recesión económica al período de tiempo en el cual el crecimiento de la economía es negativo. Es decir, la economía no crece, sino decrece. 

Se trata de una fase del ciclo económico. Es decir, suele ser pasajera. De hecho, han existido gran cantidad de recesiones a lo largo de la historia.

La recesión se caracteriza por una contracción del Producto Interior Bruto (PIB). El PIB es un indicador que muestra el valor de todos los bienes y servicios producidos en un país (una economía soberana e independiente) durante un año. 

Lo importante del PIB no es el valor monetario de los bienes y servicios, sino cuánto crece esta cifra con respecto al año anterior. Por este motivo suele venir expresado en forma de porcentaje, dado que muestra el crecimiento que se ha producido de un período a otro.

El problema viene cuando el PIB pasa a ser negativo. Generalmente, se considera que si se contrae PIB durante dos trimestres consecutivos, técnicamente la economía se encuentra en recesión.

¿Cuáles son las consecuencias de una recesión económica?

Si el PIB muestra una caída es porque la actividad económica es menor. En otras palabras, el valor de los bienes y servicios producidos es menor. 

En realidad, existen 4 componentes que conforman el PIB:

  • El consumo de los hogares.
  • La inversión empresarial.
  • El gasto público.
  • Las exportaciones netas (las exportaciones menos las importaciones).

En las economías desarrolladas, el consumo suele ser el factor que mayor peso tiene en este indicador (en España es de aproximadamente el 78%). De esta forma, una de las primeras consecuencias de la recesión económica es un descenso del consumo

Si los hogares consumen menos, las empresas ingresan menos y obtienen menos beneficios. De esta manera, también se frena la inversión empresarial, de igual modo que la producción no es la misma y por ello tiende a aumentar el desempleo.

Por otra parte, si el consumo desciende, al existir menos demanda, el precio de los bienes y servicios tiende a bajar. Ello provoca un descenso de la inflación. Incluso puede correrse el riesgo de entrar en deflación (se refiere a tasas de inflación negativa, con unas consecuencias catastróficas).

Por este motivo, los bancos centrales comienzan a tomar medidas para estimular la economía y adoptan unas políticas monetarias orientadas a bajar los tipos de interés, para conseguir que el crédito fluya de una forma más ágil. Llegado el caso, también pueden inyectar liquidez en la economía.

En resumen, las consecuencias de la recesión económica son las siguientes:

  • Descenso del consumo.
  • Descenso de la inversión empresarial.
  • Disminuye la capacidad productiva.
  • Desconfianza de los consumidores y empresarios.
  • Aumenta la morosidad.
  • Aumento de la tasa de desempleo.
  • Reducción de la inflación.
  • Reducción de los tipos de interés para estimular la economía.

¿Cómo enfrentar una recesión económica?

Como es natural, la incertidumbre que se produce en una recesión, acompañada de las malas noticias y los malos resultados empresariales, provocan un descenso en los mercados financieros.

En ese momento, los inversores suelen acudir a activos refugio (como el oro o la deuda pública) y a sectores defensivos, como podrían ser:

  • Productos de consumo básico (alimentación, aseo, etc.).
  • Energía.
  • Servicios de la salud.

Estos sectores económicos se caracterizan porque producen bienes y servicios de primera necesidad. Los usuarios no dejan de utilizarlos a pesar de que tengan menos dinero y confianza para consumir.

En todo caso, también puedes esperar a que se produzca la caída y adquirir activos financieros a precios atractivos. Los mercados tienen un potencial crecimiento en la posterior fase de recuperación económica.

Normalmente, los mercados financieros reaccionan antes de que las noticias económicas se hayan producido y se produzca oficialmente la recesión económica. Existen indicadores adelantados que pueden dar señales. Por ejemplo, una alta inflación puede ser un primer síntoma (puesto que indica que se ha alcanzado la fase de estancamiento económico y comienza la recesión).

Si estás interesado en conocer más sobre el funcionamiento de los mercados financieros y recibir una Formación continua en trading totalmente gratuita visita nuestro Club BTP.

Índice de contenidos
¿Quieres acceder a nuestro contenido y cursos gratuitos?
Categorías de nuestro blog
Escucha nuestro podcast
¿Nos compartes?
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Print

Otros artículos que pueden interesarte

Busqueda de cursos y libros

Obtén ventajas exclusivas

Inscríbete en el club bpt

En el Club BPT vas a formar parte de una comunidad de personas extraordinarias con tus mismos intereses: el trading, las finanzas, la libertad financiera… Y lo mejor de todo: formar parte del Club BPT no cuesta absolutamente nada. Es 100% gratuito.