invertir-en-inmuebles

Cómo invertir en inmuebles – 4 Formas de hacerlo

Como vas a descubrir si sigues leyendo, además de la compra directa, existen una serie de fórmulas que permiten a los particulares invertir en inmuebles de un modo sencillo y transparente, cada una de ellas con sus ventajas e inconvenientes.

Uno de los principales problemas de la inversión inmobiliaria es el alto coste que tienen las propiedades. A menudo es necesario recurrir a la deuda (apalancamiento) para poder adquirir un activo. Sin embargo, en este artículo te vamos a mostrar cómo invertir en bienes raíces con poco dinero.

Claves para invertir en inmuebles con éxito

Si lo haces de una forma cuidadosa e informada, la inversión en bienes inmuebles puede ser una estrategia sólida y rentable. Sin embargo, es necesario que tengas en consideración los siguientes puntos:

  • Establece metas: define bien cuál es el objetivo que persigues al invertir en bienes raíces. ¿Quieres invertir a largo plazo? ¿Buscas ingresos mensuales extras? Ambas cosas son posibles, pero es necesario que determines de forma precisa tu situación inicial, tus necesidades, intereses, preferencias, etc.
  • Elabora tu presupuesto: es necesario tener presente cuál es tu capital inicial, puesto que es importante para decidir cuál de las fórmulas para invertir en bienes inmuebles es la más apropiada. Además, también tienes que tener presente aspectos tales como la necesidad de recurrir a la deuda y tus opciones de financiación, así como la fiscalidad, seguros, mantenimiento, etc. En definitiva, haz cálculos antes de lanzarte a invertir.
  • Investiga el mercado: una de las principales claves para invertir en el mercado inmobiliario es la ubicación de los activos. Establece qué zonas son interesantes o accesibles, analiza los precios, las tendencias, la demanda, etc.
  • Decide el tipo de propiedad: no solo tienes que invertir en viviendas. Tienes a tu disposición una gran cantidad de inmuebles de naturaleza urbana (garajes, naves industriales, oficinas, locales comerciales, incluso hoteles y centros comerciales).
  • Busca asesoramiento: debido a que las inversiones inmobiliarias son menos transparentes que las financieras (acciones, bonos, divisas, etc.) es preciso que necesites trabajar con profesionales del sector, como agentes inmobiliarios, abogados, asesores financieros o especialistas en la materia.

Para ampliar tus conocimientos en finanzas, especialmente en la bolsa, te recomendamos nuestro Curso gratuito de Bolsa.

¿Cómo invertir en bienes inmuebles o raíces?

Una vez vistos los principales factores a considerar antes de invertir en inmuebles, ha llegado el momento de mostrarte las 4 formas principales que tienes a tu disposición, así como sus ventajas y desventajas.

Compra directa

Se trata de una de las principales estrategias para invertir en bienes raíces, además del método más clásico. La parte positiva es que, al comprar el inmueble, obtienes un activo real con capacidad de revalorizarse con el paso del tiempo. Por este motivo, también es una de las fórmulas más sólidas y estables que existen.

No obstante, tiene como desventaja el alto coste de adquisición de una propiedad inmobiliaria y el mantenimiento que precisa (además de los seguros e impuestos), aunque, como hemos dicho anteriormente, no siempre tienes que adquirir viviendas residenciales. En muchas ocasiones deberás solicitar una hipoteca. Por ello es necesario que realices unos cálculos precisos. Para entender mejor las finanzas y alternativas de inversión, como el trading, podrías beneficiarte de nuestro Curso gratuito de Trading.

La compra de inmuebles también te permite desarrollar múltiples tipos de subestrategias, como comprar y alquilar; comprar, reformar y vender; comprar para esperar a que se revalorice el bien; comprar pisos turísticos; etc. La elección depende de tus objetivos. 

Crowdfunding inmobiliario

Se trata de un mecanismo ideal para aquellos que se preguntan cómo invertir en inmuebles con poco dinero, puesto que se trata de una forma de financiación colectiva. Es decir, puedes participar en un proyecto inmobiliario aportando una pequeña cantidad de dinero.

La idea del crowdfunding es reunir fondos para desarrollar un proyecto a través de una gran cantidad de aportaciones procedentes de pequeños inversores. Por este motivo, también es llamado “microfinanciación” (cada inversor realiza una “microaportación”). 

Su principal desventaja es la falta de control que tienes sobre el proyecto inmobiliario, puesto que las decisiones las toma el promotor.

Por otra parte, es fundamental elegir plataformas de crowdfunding inmobiliario que sean confiables, así como leer y comprender bien los términos y condiciones de cada proyecto antes de invertir. 

Fondos de inversión inmobiliarios

Un fondo de inversión es un producto financiero que agrupa el capital de un conjunto de inversores para adquirir activos. En este caso, no se trata de activos financieros, sino inmuebles.

Los fondos de inversión inmobiliarios tienen como principal objetivo la adquisición de bienes raíces de naturaleza urbana para ponerlos en alquiler y obtener rendimientos. En menor medida, también pueden vender activos e incluso invertir en inmuebles a través de otras fórmulas (por ejemplo, pueden comprar acciones de REITs). En este último caso se denominan “fondos inmobiliarios indirectos”.

Mientras que al invertir en bienes raíces a través de un crowdfunding inmobiliario participas en un solo proyecto, con los fondos tienes la oportunidad de obtener una cartera diversificada de activos (de varios tipos y en diferentes ubicaciones) por la simple compra de una participación.

REITs y SOCIMIs

Los REITs (Real Estate Investment Trust) es una sociedad anónima, cuyas participaciones cotizan en una bolsa de valores, que tiene por objeto la compra de inmuebles de naturaleza urbana y explotarlos en régimen de arrendamiento, tal cual fuesen fondos de inversión inmobiliaria.

No obstante, se diferencian de los fondos inmobiliarios en el sentido de que sus acciones se negocian en un mercado organizado, proporcionando una mayor liquidez y transparencia.

La versión española de los REITs son las SOCIMIs (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria) y representan uno de los métodos más utilizados para invertir en inmuebles con poco dinero. Este tipo de empresas tienen la obligación de repartir dividendos entre sus accionistas.

Índice de contenidos
¿Quieres acceder a nuestro contenido y cursos gratuitos?
Categorías de nuestro blog
Escucha nuestro podcast
¿Nos compartes?
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Print

Otros artículos que pueden interesarte

Busqueda de cursos y libros

Obtén ventajas exclusivas

Inscríbete en el club bpt

En el Club BPT vas a formar parte de una comunidad de personas extraordinarias con tus mismos intereses: el trading, las finanzas, la libertad financiera… Y lo mejor de todo: formar parte del Club BPT no cuesta absolutamente nada. Es 100% gratuito.